miércoles, 2 de agosto de 2017

Amnistía Internacional Turquía


Si no puedes ver correctamente este mensaje, sigue este enlace.
Añade info@email.es.amnesty.org a tus contactos para que recibas nuestros mensajes correctamente.
Hola, carlos

Necesito que leas este correo con mucha atenciónDos compañeros nuestros de Amnistía Internacional Turquía (Idil Eser, mi homóloga, y Taner Kiliç, el presidente) están en prisión junto con 5 defensores de derechos humanos. Y te necesito urgentemente para que firmes exigiendo su puesta en libertadSolos no podemos conseguirlo. La purga de las autoridades turcas está llegando a unos límites insospechados, y solo la presión de miles de personas hará que nos escuchen.

Nuestros compañeros están en prisión por hacer su trabajo. Si yo o la presidenta de Amnistía Internacional España trabajásemos en Turquía, estaríamos igual que Idil y Taner: encarcelados y acusados por cargos absurdos.

Nunca nos había ocurrido algo así. Y por eso te necesito más que nunca, carlos. Te pido que por favor, firmes esta petición dirigida a Federica Mogherini, Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores. Se reúne con el Ministro de Asuntos Exteriores de Turquía el próximo martes 25 de julio y es un momento clave para que ella exija la puesta en libertad de Idil, Taner y el resto de detenidos.       

Gracias de corazón, carlos.
Esteban Beltrán
Director de Amnistía Internacional-Sección Española

PD: Te pido un útlimo favor, carlos. Cuando firmes la petición, te agradecería enormemente que la compartieras entre todos tus contactos y así, nos ayudes a dar a conocer esta terrible caza de brujas.
Si te han reenviado este mensaje y te interesa, SUSCRÍBETE para recibir nuestras campañas
Síguenos en:facebooktwitter
Los datos personales que nos facilitaste constan en un fichero automatizado y confidencial de Amnistía Internacional. Amnistía Internacional no vende ni comparte los datos que nos proporciones con ninguna entidad u organización. Puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación y cancelación en los enlaces de más abajo. Esta dirección no recibe mensajes. Por favor no pulses a 'Responder'. Este mensaje está dirigido a pulsacion21@gmail.com.
© 2017 Amnistía Internacional.

martes, 25 de julio de 2017

Tribunal Russell en Bruselas

Tribunal Russell para Palestina catalogó de genocidio el ataque israelí en Gaza

Estándar
Tribunal Russell (600x400)
El Tribunal Russell para Palestina sesionó en forma extraordinaria en Bruselas para analizar los crímenes de guerra de la reciente invasión israelí en Gaza.Personalidades del mundo políticos, intelectual, artístico y de los derechos humanos tuvieron cita en la sede del parlamento europeo para presentar las conclusiones adoptadas por este tribunal, que nació en 1962 como una iniciativa alternativa para evaluar crímenes de lesa humanidad.
El centro de prensa internacional de Bruselas, recibió la mañana de este jueves a los representantes del jurado del Tribunal Russell para Palestina, para informar a los medios de comunicación las conclusiones adoptadas en la sesión extraordinaria sobre Gaza realizada este miércoles 24.
El jurado representado por 8 de sus 12 miembros, dio a conocer en una conferencia de prensa, convocada en el corazón del barrio europeo de la capital belga, los resultados obtenidos tras una larga noche de trabajo.
Luego escuchar a cada uno de los testigos y examinar los antecedentes, de acuerdo al derecho internacional, el Tribunal Russell para Palestina concluyó que se encontraron evidencias de que Israel perpetró crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, crímenes de asesinato, exterminio y persecución, así como la incitación al genocidio, en la recién pasada operación Margen Protector contra la población palestina de Gaza.
El Tribunal hace hincapié en la obligación de todos los Estados que forman parte de la Convención para la prevención y la sanción del delito de Genocidio, aprobado en Naciones Unidas en 1948 , de tomar las acciones que considere necesarias para prevenir e impedir actos de genocidio
El jurado tomó declaración a testigos oculares de los ataques israelíes durante la invasión a Gaza entre julio y agosto recién pasado, incluyendo a los periodistas Mohammed Omer, Max Blumenthal, David Sheen, Martin Lejeune, Eran Efrati y Paul Mason, así como los cirujanos Mads Gilbert, Mohammed Abou Arab; el experto en crímenes de genocidio Paul Behrens, y Col Desmond Travers e Ivan Karakashian, Promotores de la defensa internacional de lo niños.
El jurado del Tribunal Russell declaró además, tener pruebas ‘que demuestran una retórica de incitación racista de parte de la sociedad y autoridades israelíes durante el verano de 2014.
Las evidencias comprueban que la incitación se manifiesta a través de muchos niveles de la sociedad israelí, como también en los medios de comunicación tradicionales, desde los aficionados al fútbol, los policías, los comentaristas de medios de comunicación, líderes religiosos, legisladores y ministros del gobierno.
Tras la conferencia de prensa y un breve receso, testigos y el jurado del Tribubal Russell asistieron a la sede del parlamento Europeo, donde presentaron ante los parlamentarios sus conclusiones y varios de los testigos tuvieron oportunidad de repetir sus experiencias, conmoviendo a los asistentes.
Los miembros del jurado, por su parte, se mostraron satisfechos por la convocatoria y el respaldo mediático, pero sobre todo por el trabajo realizado en conjunto entre un gran equipo de profesionales y voluntarios. Sin embargo, manifestaron su genuino temor ante la posible impunidad y la ausencia de sanciones ante los crímenes de Israel, pese a la gravedad y a las experiencias ya vividas en casos como los de Ruanda y otras atrocidades similares que no han sido juzgadas hasta el momento.
Por último, el Tribunal instó a Israel a cumplir con sus obligaciones en virtud del derecho internacional y a que el Estado de Palestina pueda adherir al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, y así cooperar plenamente con la Comisión de Investigación del Consejo de Derechos humanos.
‘Para concluir la cita parlamentaria en los salones del edificio Altiero Spinelli , Roger Waters, líder de Pink Foyd y quizás el más famoso de los miembros del jurado, interpretó junto a su guitarra una de sus últimas canciones. Notoriamente emocionado, Waters invitó a los asistentes a cantar junto a él un coro que repetía suavemente: aleluya. por Gaza, por Palestina. Por la humanidad.
Fuente: Yasna Mussa desde Bruselas, Bélgica. http://www.oicpalestina.org/?p=19019

FRANK BARAT

Frank Barat, activista pro palestino y miembro del Tribunal Russell: ‘En muchas partes de Gaza no queda nada’

Estándar
De visita en Chile, este periodista francés desmenuzó la situación en ese territorio.
Frank Barat durante la entrevista en un hotel en Bellavista© AGENCIAUNO
El año pasado, Frank Barat intentó viajar a Israel y los Territorios Palestinos, tal como lo había hecho muchas veces en los últimos años. Pero el gobierno israelí le prohibió el ingreso, lo interrogó y luego lo expulsó, prohibiéndole la entrada por los próximos cinco años, acusándolo de difundir “mentiras”. Barat, un activista de derechos humanos francés, dirige actualmente el Tribunal Russell para Palestina. De visita en Santiago, conversó con La Tercera.
¿Cuál es la función del Tribunal Russell?
El primer Tribunal Russell comenzó a funcionar en 1967 y estaba liderado por el filósofo francés Jean-Paul Sartre, para exponer los crímenes de EE.UU. en Vietnam. La idea es cuando no hay modo de ejercer justicia, se acude a nosotros para que le demos voz a la gente que no tiene voz. Hubo otro tribunal en 1974 con foco en las violaciones a los derechos humanos de las dictaduras en América Latina, con énfasis en Brasil y Chile. Ahí fue clave el rol de la viuda de Salvador Allende. Mostramos el lado de la historia que no aparece en los medios masivos.
¿Entonces la idea que tienen ahora con los palestinos es similar al trabajo anterior?
Sí. Comenzó en 2009, después de la operación en Gaza. Pero nuestro foco no es si Israel es culpable o no. La pregunta es sobre la complicidad de terceros. Es decir, si Israel hace esto con la complicidad de otros. Si es que viola el derecho internacional sin sanciones. Vemos la complicidad de EE.UU.
¿Cuál es el principal logro que han obtenido hasta ahora?
Estudiando si Israel es culpable de genocidio por la última guerra que hubo en Gaza. Es muy difícil hablar de un gran logro concreto. La situación en el terreno es muy delicada. Pero nuestro objetivo es cambiar la narración de las cosas, la narración oficial de Israel. Y tener un impacto en la opinión pública y por supuesto en los líderes. Por ejemplo, Roger Waters de Pink Floyd es miembro de nuestra organización.
¿Han tenido algún impacto en los líderes mundiales?
No lo creo, para ser sincero ¿Quién tiene impacto en los líderes mundiales? Pero, por ejemplo, durante la guerra de Vietnam, el tribunal tuvo mucho impacto entre los estudiantes y la opinión pública.
¿Qué ha podido saber de las personas en Gaza tras el conflicto?
Gaza está devastada. Barrios completos destruidos. En muchas partes no queda nada. Durante la operación anterior (2008-2009) Israel lanzó 50 toneladas de municiones. Ahora lanzaron 700 toneladas de bombas. Es una locura. Ni siquiera comparable al bombardeo que hubo en su momento en Laos y Camboya durante la guerra de Vietnam. El proceso de reconstrucción tomará años porque Israel no deja pasar materiales de construcción. Pero, como siempre, la gente que está ahí, resistirá y volverá a reconstruir. Otra cosa impactante es que 1.500 niños quedaron huérfanos. Pensemos que niños palestinos de siete años en Gaza ya han viso cuatro guerras.
¿Y cómo analiza la creciente tensión en Jerusalén?
Para algunos es la capital del apartheid. Incluso columnistas del diario israelí Haaretz la han comparado con Pretoria, en Sudáfrica.
Fuente: Alejandro Tapia, La Tercera -Chile y http://www.palestinalibre.org/

martes, 20 de junio de 2017

Tribunal Internacional Bertrand Russell II

Por Iara Bermúdez y Waldemar García Silveira

El pasado miércoles, 29 de octubre, en la sede de la Fundación Zelmar Michelini, Cnel. Raíz 1058, tuvo lugar la presentación del libro sobre la formación del Tribunal Russell II y del coloquio realizado en el teatro Solís en el año 2010, recordando las acciones de dicho Tribunal.
zelmar3_435x326El Reporte conversó con Alberto Filippi, uno de los presentadores del libro. Alberto Filippi es abogado y filósofo. Nacido en Padua, Italia, siendo muy joven se traslada junto a sus padres a Barquisimeto, Venezuela, donde realiza sus estudios de Derecho. Fue colaborador de Lelio Basso en los años 60, como él mismo nos comentó, en la fundación del “Instituto para el Estudio de la Sociedad Contemporánea”, que “se ocupaba y mucho de América Latina”, recalca.
En 1965 coordinó en Roma la “Conferencia Internacional por la Amnistía de los Detenidos Políticos y por la Libertad Democrática en Venezuela” junto con personalidades como Alberto Moravia, Bertrand Russell, Jean-Paul Sartre y Joe Normand, conferencia ésta que fue la precursora del Tribunal Russell II.
Nos cuenta Filippi, que Lelio Basso por el entorno que tenía de colaboradores muy relacionados con América Latina “realiza un viaje muy importante a Chile, cuando gobernaba el presidente Allende, en 1971. Ahí un grupo de exiliados brasileños, entre ellos Darcy Ribeiro, le pidieron que organizara este Tribunal Russell, sobre la dictadura brasileña, que había comenzado en 1964.” “En ese momento no había dictadura en Chile, ni en Argentina, ni en Uruguay, pero luego mientras preparábamos el Tribunal Russell, se produjeron los golpes de Estado, primero acá en Uruguay, después el golpe de Pinochet, entonces el Tribunal Russell que en un principio se había pensado solo para Brasil, se extendió para Chile, Uruguay y luego Argentina”.
El Sr. Filippi nos dice que, el discurso que pronunció Zelmar Michelini, en la apertura de la primera sesión del Tribunal acusando a la dictadura uruguaya, “tuvo una enorme relevancia porque esta acusación planteaba la centralidad del Derecho Internacional y de la justicia de los Derechos Humanos –que en esa época no se llamaban claramente así- en la lucha contra la dictadura.” “Es precursor de la invocación del Derecho como clave jurídico-política de la oposición a las dictaduras”. En segundo término también es: “precursor de la integración sudamericana y latinoamericana porque planteaba la defensa de los derechos como clave fundamental para nuestra integración.” “La defensa de la democracia, decimos hoy en día, como base de la integración de nuestros pueblos, de nuestros países.” Como tercer apunte de la relevancia de este alegato, nos sigue diciendo Alberto Filippi : “estableció –Zelmar Michelini-, de hecho, estando en Roma y trabajando con Lelio Basso y con los juristas democráticos italianos y europeos, un gran vínculo entre la cultura democrática europea y la uruguaya y la latinoamericana, de la cual él era, generacionalmente, muy importante expresión y manifestación, siendo además, como era, senador. Lelio Basso también era senador de la República italiana y uno de los padres de la Constitución de 1947, cuyo artículo primero reza de manera muy emblemática que Italia es una república fundada en el trabajo (il laboro), entonces es una Constitución democrática. Y éste diálogo, entre el democrático Zelmar y la cultura jurídica democrática italiana, en esos momentos en que todo el horizonte estaba oscuro y maldecido por las dictaduras, es una luz pequeñita que comenzó a alumbrar el ciclo de las luchas contra las dictaduras, que luego dio vida a las transiciones democráticas.” “En ese sentido es muy importante lo que estamos recordando hoy acá.”
Sobre el origen del Tribunal Russell, nos explica : que el 1er. Tribunal Russell “lo fundó Bertrand Russell en persona, cuyo vicepresidente era Jean-Paul Sartre, para denunciar los crímenes de guerra de Estados Unidos en Vietnam, la guerra de Vietnam, la invasión de Vietnam. Ese mecanismo de tribunal que se utilizó en Estocolmo y en Copenhague fue el mecanismo que luego le dio paso con sus colaboradores, entre los cuales figura como presidente de honor, Pablo Neruda, y Sartre mismo, para denunciar las dictaduras latinoamericanas del momento.” Nos explica que el Tribunal duró 3 años desde 1974 hasta 1976, con intermitencias porque era muy difícil recoger material y testimonios, casi todos sacados en forma clandestina, de los países involucrados.
El libro editado por la Fundación Zelmar Michelini, consta de 4 partes. La primera es la reproducción de los testimonios y las ponencias que se expusieron en el coloquio de 2010. La segunda parte es un testimonio gráfico con fotos del coloquio antes citado y reproducciones de documentos. La tercera parte reproduce el discurso de Michelini en la primera sesión del Tribunal, así como una conferencia de prensa dada por algunos exiliados uruguayos y las declaraciones hechas al jurado del Tribunal por Michelini. Y finalmente acompaña al libro un CD en el que se puede escuchar la grabación de ese alegato pronunciado por Zelmar Michelini en la apertura del Tribunal Russell II.
Eduardo Aparicio, activista en Derechos Humanos y colaborador de la Fundación Zelmar Michelini y de la Fundación Vivián Trias, dijo en la presentación del libro que éste “tiene algunos atributos que también tenía Zelmar, es riguroso, sobrio, modesto y libre”. Se refiere luego a la denuncia que Michelini hace ante el tribunal, en la jornada de apertura, para afirmar que “tiene una gran fuerza”… “abre una nueva etapa de la solidaridad con Uruguay, en la denuncia y la lucha a favor de los Derechos Humanos..” (…) “…pero además –continúa- hay en la lectura de la intervención de Zelmar una condensación de todo su pensamiento, en pocas líneas”.
En el libro se reproduce un artículo firmado por el propio Michelini para el diario Noticias de Argentina en la que explica, el 28 de abril de 1974, qué és el Tribunal Russell y se expresa en los siguientes términos: “Las reuniones que celebró en Roma , a fin de analizar los casos de Brasil, Chile, Uruguay y Bolivia, pusieron de manifiesto las características sangrientas de las dictaduras militares vigentes en dichos países…”(…) “La humanidad toda se pierde, y desaparecen sus valores, cuando un hombre sufre y sucumbe a la tortura y el martirio que otros hombres –gobiernos, dictaduras, militares- le infieren. Y eso pasa a cada minuto en los países juzgados por el Tribunal Russell”.
Junto con la presentación del libro, se inauguró en el Centro Zelmar Michelini, una exposición sobre el Tribunal Internacional Russell II, con materiales propios de la Fundación y materiales cedidos por la Fundación Lelio y Lisli Basso.

domingo, 5 de marzo de 2017

Combates en norte de Siria dejan casi 66.000 desplazados: OCHA

La OCHA teme por la vida de estos desplazados, expuestos a las bombas y a los artefactos que no explotaron diseminados por Daesh en zonas del país árabe.
Al-Bab, dominada hasta hace poco por el grupo terrorista Daesh, ha sido devastada debido a la guerra.

Unas 66.000 personas huyeron de sus hogares producto de los combates que se desarrollan en el norte de Siria, informó este domingo la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA por su sigla en inglés).
"Esta cifra incluye cerca de 40.000 personas desplazadas de al-Bab y de la vecina ciudad de Tadef y otras 26.000 procedentes de las localidades del este de al-Bab", señaló la OCHA en una nota publicada en su portal web.
Aunque la operación de al-Bab terminó el 23 de febrero pasado con la toma de la ciudad por grupos armados apoyados por el Ejército turco, según el comunicado, las hostilidades al este se intensificaron dos días más tarde.
Al-Bab era un importante feudo del grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) en el norte de Siria, que fue reconquistado por las fuerzas turcas y grupos armados sirios aliados el 23 de febrero, tras semanas de intensos enfrentamientos.
La OCHA indicó que la elevada cantidad de minas y otros explosivos sin detonar en la zona "es uno de los principales desafíos que enfrentan los civiles a su regreso y los organismos humanitarios que procuran responder" a la situación.
"Como la situación sobre el terreno sigue siendo inestable, las prioridades humanitarias incluyen garantías de todas las partes a la libre circulación de los civiles, la facilitación de las actividades civiles de desminado y el acceso irrestricto de los organismos humanitarios y sus asociados", apunta la nota.

Museo de Nueva York abre exposición en rechazo a la islamofobia

Las fotos de los musulmanes en Nueva York presentan de nuevo la idea de que "la inmigración y la diversidad" promueven la evolución en la ciudad, indicaron desde el centro artístico.
"El papel de los inmigrantes de los países de mayoría musulmana está siento examinado e incluso desafiado", dijo el director de la exposición.

El Museo del estado de Nueva York, en Estados Unidos, respondió ante el decreto islamófobo del presidente de ese país Donald Trump, y abrió una exposición de fotografías de archivo sobre musulmanes llamada Muslim in New York (Musulman en Nueva York).
Trump prohibió la entrada a EE.UU. de refugiados e inmigrantes y suspendió los visados a nacionales de siete países árabes de mayoría musulmana. 
Ante esta situación, la institución dedicada al arte inauguró esta exposición fotográfica el 18 de febrero sin fecha de clausura.
Ed Grazda, Gawsiah Jame Masjid, Astoria, Queens, NY, 1997. Fuente: Mcny

"Esta instalación especial se produce en un momento en que el papel de los inmigrantes de los países de mayoría musulmana está siento examinado e incluso desafiado a nivel nacional", dijo el director de la sección de fotos del museo, Whitney Donhauser. 
"Nuestra rica colección, iniciada en la década de 1930 y que ha ido creciendo cada año, habla elocuentemente de la enorme diversidad de nuestra ciudad y de las múltiples formas en que la inmigración y la diversidad religiosa enriquecen y benefician a Nueva York, la ciudad por excelencia de los inmigrantes. Estamos orgullosos de mostrar estas hermosas imágenes de musulmanes como parte de esa historia", añadió Donhauser. 
Robert Gerhardt, Young Basketball Player in the Park before Friday Prayers, Brooklyn, NY, 2011. Fuente: Mcny

Las fotografías de la exposición pertenecen a los siglos XX y principios del XXI. Las imágenes del fotógrafo Ed Grazda provienen de su proyecto Nueva York Masjid: Las mezquitas de la ciudad de Nueva York, que emprendió en respuesta a la islamofobia desatada después del primer ataque al World Trade Center en 1993.
Las fotografías de Mel Rosenthal de musulmanes árabes de Nueva York a principios de los años 2000 fueron encargadas para la exposición Una comunidad de muchos mundos: los árabes americanos en Nueva York (2002). 
La mezcla de razas en Nueva York "produce un ambiente creativo que convierte la ciudad en un centro de innovación en las artes, los negocios, la ciencia, la política y el desarrollo urbano durante más de cuatro siglos", informaron desde el museo. 
Las fotos de los musulmanes en Nueva York presentan de nuevo la idea de que "la inmigración y la diversidad han sido y siguen siendo centrales en la evolución y el resurgimiento de nuestra ciudad", añadieron las autoridades del museo.
fuente: TeleSur

martes, 14 de febrero de 2017

Antes del muro: la vida en la frontera entre Estados Unidos y México

En la frontera entre Estados Unidos y México ya existe un muro con una extensión de 1126 kilómetros que pasa por los desiertos de Sonora.
Y, más hacia el este, hay estructuras de acero pesadas que cortan los largos kilómetros de extensiones de hierba como las marcas de un campo de batalla. En Texas, las vigas rojizas que forman parte de la valla fronteriza son frías, duras y ásperas al tacto. En Tijuana, dos vallas —una vieja y otra más reciente— se sumergen hasta el océano, donde las olas corroen el metal.
CALIFORNIA
ARIZONA
NEW MEXICO
Phoenix
San Diego
TEXAS
Houston
El Paso
Austin
Currently fenced
sections of border
Tucson
Ciudad
Juárez
Tijuana
San Antonio
Nogales
PACIFIC
OCEAN
U.S.
MÉXICO
BAJA
CALIFORNIA
GULF OF
MEXICO
Guerrero
Chihuahua
Hermosillo
Brownsville
Hidalgo
SONORA
COAHUILA
CHIHUAHUA
Reynosa
Monterrey
NUEVO
LEON
TAMAULIPAS
The New York Times | Datos de la valla fronteriza, vía Reveal, from The Center for Investigative Reporting
La frontera se extiende por más de 3057 kilómetros a través de cuatro estados: California, Nuevo México, Arizona y Texas. Donde ya existe una valla, la tierra y la hierba que la rodean cuentan las historias de quienes tratan de cruzarla, los que la patrullan y quienes viven junto a ella.
Hay viejos teléfonos celulares entre las vigas. Bolsas de plástico con pasta y cepillos de dientes. Ropa desechada. Semillas de girasol dispersas, escupidas por los agentes de la Patrulla Fronteriza que se sientan en sus vehículos mientras vigilan el territorio.
A unos 40 kilómetros de Ciudad Juárez, la barda de malla metálica termina abruptamente, como un pensamiento inacabado. El resto de la frontera está demarcado por el río Bravo. Sin embargo, cientos de kilómetros en la zona rural de Texas, incluyendo el Parque Nacional Big Bend, no están cercados y carecen de barreras o muros artificiales.